EL HÍGADO ¿SE DEBE ‘’LIMPIAR’’?

EL HÍGADO ¿SE DEBE ‘’LIMPIAR’’?
-

 

 

Por mucho tiempo la funcionalidad del hígado en el cuerpo ha sido comparada por con los filtros de aire de los autos, sin embargo, el hígado no acumula ni retiene toxinas, las procesa y las convierte en sustancias inofensivas que se expulsan en las heces o la orina. El hígado no es un filtro, es un laboratorio. Entendimiento que se contrapone a la conocida teoría de que el hígado acumula todas las toxinas que ingresan al cuerpo que obtiene del proceso de purificación de la sangre , y que para una mejora del órgano es necesaria una constante “desintoxicación” del mismo. El hígado no es un órgano que se puede limpiar y se elimina todo el daño causado por llevar un ritmo de vida desmedido. “Tampoco hay buena evidencia de que las dietas de desintoxicación ayuden a eliminar las toxinas del cuerpo”, según una revisión publicada en el Journal of Human Nutrition and Dietetics en 2014. Dicho esto, es necesario aclarar que existen suplementos beneficiosos para el hígado, no porque hagan un proceso de limpieza en el mismo, sino porque apoyan o protegen al hígado en su proceso diario, aquí entran los antioxidantes, antiinflamatorios y antifibróticos. 

 

Así podemos concluir que, a menos de que padezcas una enfermedad renal, no es necesaria una “limpieza” de hígado, pero hay cosas que sí puedes hacer para que este órgano tenga un correcto funcionamiento, estas son algunas recomendaciones dadas por la Universidad Johns Hopkins:

 

Limitar el consumo de bebidas alcohólicas: más de dos copas al día aumenta tu riesgo de padecer hígado graso y cirrosis.

 

No llegar al sobrepeso: la acumulación de grasa, especialmente la abdominal, es una de las principales causas del hígado graso y la cirrosis cuando no hay consumo excesivo de alcohol.

 

Vacunación contra la hepatitis: el virus de la hepatitis B ataca el hígado y es fáciles de contraer si tienes sexo sin protección o entras en contacto con la sangre de alguien infectado.

  

Related Posts