Efectividad comprobada
-

Efectividad comprobada

Datos históricos de la alcachofa

La alcachofa fue utilizada como alimento y medicina por los antiguos egipcios, griegos y romanos. También, la hoja de alcachofa se ha utilizado como colerético y diurético en la medicina tradicional europea desde la época romana. La alcachofa se cultiva ampliamente en los países mediterráneos, particularmente en Italia, el brote se consume como verdura.

Las alcachofas datan de su primer cultivo en Nápoles a mediados del siglo XV, y se dice que fueron introducidas en Francia por Catalina de “Medici”. Los holandeses introdujeron las alcachofas en Inglaterra, donde crecían en Henry VIII en Newhall en 1530. En Estados Unidos se introdujo la planta en el siglo XIX por inmigrantes franceses y a California por inmigrantes españoles.

Tradición europea.
El extracto alcohólico de las hojas, utilizado actualmente para la elaboración de licores amargos (unos 10 g de hojas secas por litro), se ha documentado como un remedio popular tradicional para los trastornos dispépticos.

Especialmente la alcachofa es el sabor principal de un licor italiano.

La British Herbal Pharmacopoeia informó sobre la acción hepática [BHP 1996].

El índice Merck informó la categoría terapéutica de cinarina, un principio activo de la alcachofa, como colerético [Budavari 1996].

La Farmacopea Africana indica su uso para el tratamiento de la disfunción hepática, así como por su acciones diuréticas y antiateroscleróticas [Iwu 1993].

Eficacia del extracto de hoja de alcachofa en el hígado graso no alcohólico

La enfermedad del hígado graso no alcohólico es la causa más común de enfermedad hepática crónica en todo el mundo, y su incidencia sigue aumentando (Krawczyk, Bonfrate y Portincasa, 2010). Esta trayectoria ha sido relacionada con un cambio dramático en los hábitos alimentarios, en particular un aumento en el consumo de grasas y carbohidratos simples. Esta enfermedad está asociada con el síndrome metabólico y, por tanto, con obesidad, resistencia a la insulina, intolerancia a la glucosa y dislipidemia (Clark, 2006). Más los pacientes con hígado graso no alcohólico tienen riesgo de progresión a cirrosis y carcinoma hepatocelular.

Sin embargo, varios estudios han supuesto beneficiosos efectos a través de modificaciones dietéticas de macronutrientes y micronutrientes (Clark, 2006) y el uso de fitoquímicos. Alcachofas, ampliamente consumidas como parte de un mediterráneo tradicional (Rondanelli et al., 2016), producen uno de estos macronutrientes. Los efectos beneficiosos de la alcachofa se derivan en gran medida de sus componentes antioxidantes, a saber, ácido mono-cafeoilquínico y El efecto de reducción de lípidos es probablemente el resultado de la interacción de la luteolina con hidroximetilglutaril coenzima A reductasa, reguladora de esteroles hepáticos proteínas de unión a elementos y acetil ‐ CoA C ‐ acetiltransferasa (Gebhardt, 2002), así como potencialmente reducir el colesterol a través de aumento de la excreción fecal de sales biliares (Qiang, Lee, Ye, Wu y Hendrich, 2012).

El extracto de hoja de alcachofa reduce la dispepsia leve

Un estudio de poscomercialización reciente indicó que altas dosis de extracto de hoja de alcachofa estandarizado (ALC) puede reducir los síntomas de dispepsia. Para sustanciar estos hallazgos, este estudio investigó la eficacia de un ALE de dosis baja en la mejora de los síntomas dispépticos y la mejora de la calidad de la vida. El estudio fue un estudio postal abierto de rango de dosis.

El Inventario de Ansiedad se completó al inicio del estudio y después de 2 meses de tratamiento con ALCACHOFA. Se asignó al azar a los voluntarios en dosis de 320 o 640 mg al día.

De los 516 participantes, 454 completaron el estudio. En ambos grupos de dosis, en comparación con el valor inicial, hubo una reducción significativa de todos los síntomas dispépticos, con una reducción media del 40% en puntuación global de dispepsia. Sin embargo, no hubo diferencias en las medidas de resultado primarias debido a entre los dos grupos, aunque el alivio del estado de ansiedad, un resultado secundario, fue mayor con la dosis más alta (P = 0.03). La calidad de vida relacionada con la salud mejoró significativamente en ambos grupos en comparación con la línea de base. Concluimos que ALE se muestra prometedor para mejorar el tracto gastrointestinal superior y mejorar la calidad de vida en sujetos sanos que padecen dispepsia.

Efectos hepatoprotectores de la alcachofa

La alcachofa se ha utilizado en la medicina tradicional durante siglos como un remedio para la vesícula biliar. El ingrediente activo de la alcachofa es la cinarina, que se encuentra en las concentraciones en las hojas. Al igual que la silimarina, la cinarina ha demostrado una significativa efectos protectores y regeneradores.

Los componentes de las cabezas de las flores son 12% de azúcar (inulina), 3% de proteína, tanino, cinarina, vitaminas A, B1, B2, B3, C, ácido cafeico, flavonoides (rutina) y sesquiterpenos lactonas (Hänsel, 1992). Aunque el compuesto activo más importante de Cynara scolymus L., cinarina, está presente en toda la planta, la mayor concentración se encuentra en las hojas.

Por esta razón, la mayoría de las medicinas naturales que se obtienen de esta planta se preparan a partir de hojas. La cinarina se encuentra en toda la planta y además se considera uno de los principales activos compuestos químicos. Técnicamente, la cinarina es un ácido cafeolquínico y se concentra en grado mayor en las hojas (Speroni, 2003). La cinarina es un compuesto de ácido fenólico que los expertos creen que es responsable de su Propiedades colagogas y coleréticas. Estas dos funciones son extremadamente importantes para el bienestar del hígado. Esto se debe a que, si la bilis no se transporta adecuadamente a la vesícula biliar, el hígado tiene un mayor riesgo de sufrir daños.

______________________________________________________ * Yüksek Lisans öğrencisi, Tunceli Üniversitesi, Su Ürünleri Fakültesi, Tunceli,
** Año. Doc. Dr., Sorumlu Yazar, İnönü Üniversitesi, Su Ürünleri Fakültesi, Malatya
correo electrónico: basaraltinterim@gmail.com
45 | Özlem AKSU, Başar ALTINTERİM
Related Posts